Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Odor: "Busco mi pitcheo en la zona de strike"
El segunda base venezolano Rougned Odor es célebre por el episodio de su pelea en pleno terreno de juego con el dominicano José Bautista. Pero otros golpes van a darle mayor reconocimiento en el beisbol de las Grandes Ligas: los que asesta con el bate a los lanzamientos que le hacen los pitchers rivales.

Odor ya era un talento en bruto cuando, hace menos de seis años, firmó con los Vigilantes de Texas un contrato por varios cientos de miles de dólares que le sirvió para comenzar su carrera en el beisbol profesional.

Los evaluadores sabían de sus capacidades con el guante y de la velocidad del swing.

También conocían la estirpe de su sangre: es pariente del ex infielder Rouglas Odor y de los antiguos jardineros Eduardo, Roberto y José Luis Zambrano, protagonistas en la pelota invernal, el primero de los cuales, en su momento, también llegó a las mayores.

Lo que posiblemente nadie imaginaba entonces era que el camarero nacido en Maracaibo terminaría emulando nada menos que a Miguel Cabrera.

Odor le disputa a Cabrera y a Carlos González el privilegio de ser el máximo jonronero venezolano en 2016. Ya eso es una feliz sorpresa.

Pero a finales de julio hizo algo todavía más notable: convertirse en el tercer pelotero venezolano con una temporada de 20 cuadrangulares antes de cumplir los 23 años de edad.

Cabrera sacó 33 pelotas del parque cuando contaba 21 años, en 2004, y volvió a hacerlo a los 22, un campeonato después.

Luego de él, sólo Pablo Sandoval había podido escalar la veintena en un torneo, antes de su celebrar su vigésimo tercer cumpleaños. El 11 de agosto de 2009, cuando sopló 23 velitas, amaneció con 20 bambinazos exactos.

Ya Odor superó ese registro de Sandoval, lo que le deja únicamente detrás de Cabrera y con la posibilidad de convertirse apenas en el segundo venezolano con una cosecha de 30 tablazos de vuelta completa tan temprano en su vida.

Además, quedó a uno de igualar la marca para intermedistas de su edad en la MLB, un tope que Bobby Doerr impuso en 1940, con 22, con los Medias Rojas de Boston Red Sox.

¿Odor en los récords jonroneros junto a Cabrera? Nadie lo habría pensado hace seis años. Pero ya está sucediendo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Si desea mantener un registro de la mala sangre que hay entre los Azulejos de Toronto y los Rangers de Texas, y en el que todo encaja en el nebuloso mundo de los códigos del béisbol, entonces sería algo como esto:

José Bautista: Su exceso al lanzar el bate (bat flip) y desafiar después del enorme jonrón que le pegó a Sam Dyson y que cambió la serie de playoffs el año pasado. Lo que establece el código: ¡Violación! Por lo menos en la versión de la vieja escuela de "juega el juego de la manera correcta". Por supuesto, tienes que pasar por alto que ese batazo llegó en un momento enorme y dio a los Azulejos la ventaja frente a un público local enloquecido que no había visto a su equipo ganar una serie de playoffs en 22 años. Bautista perdió la compostura. El código indica que los jugadores deben jugar el béisbol sin emoción, menos hacer alardes frente al otro equipo.

Matt Bush: Parecía que tiró el pelotazo intencionadamente a Bautista, golpeándolo en el codo y las costillas con una recta de 96 mph. Lo que establece el código: ¡Violación! Espera ... ¿por qué sería una violación? ¿No sería simplemente que los Rangers devolvieron la "cortesía" a Bautista, algo que es una actitud justa bajo el código? Tal vez a primera vista. Pero los Azulejos parecían molestos en el momento en que la recta adentro de Bush golpeó a Bautista en su último turno al bate, en la serie final entre ambos equipos esta temporada. Bautista los llamó "cobardes". Josh Donaldson lo llamó "el camino más fácil". El manager de los Azulejos, John Gibbons, dijo que era una "cobardía".

Estoy del lado de los Azulejos en este punto. Si todavía estás molesto con Bautista, tienes que ir a por él de inmediato, no la séptima vez que has jugado contra ellos desde el jonrón. Además, los Rangers tenían a un chico lanzando su segundo partido en grandes ligas, quien acaba de llegar a las mayores a la edad de 30 años después de atravesar un camino sinuoso, para hacer su trabajo sucio. Un tipo que ni siquiera estaba en la organización el pasado octubre.

Bautista: Duro deslizamiento en la segunda base. Lo que establece el código: El juego limpio. El deslizamiento fue duro y un poco tarde y más allá de la almohadilla (y Justin Smoak, el bateador, fue puesto out por la interferencia de Bautista), pero justo encima de la base y no se deslizó con los spikes hacia arriba ni hizo ademán que indicara una intención de causar lesiones. Y teniendo en cuenta lo que acababa de ocurrir, el segunda base Rougned Odor debería haber estado esperando un deslizamiento duro, sobre todo porque los Rangers estaban arriba sólo por una carrera en ese momento.

Odor: Lanza bajo el tiro a la inicial tratando de arrancarle la cabeza a Bautista. Luego golpea a Bautista en la mandíbula con un rápido puñetazo de derecha. Lo que establece el código: ¡Violación! Algunos dirán que el tiro de Odor estaba dentro de lo que establecen los códigos, porque te enseñan a caer hacia abajo en un tiro de relevo para que evitar al jugador que se desliza. Parecía, sin embargo, que Odor tenía intenciones de tratar de hacer daño Bautista. ¿Por qué? Tiene un juego para ganar. Usted debe estar más preocupado por completar el doble play que tratando de tomar mayor venganza por algo que sucedió en octubre. Además, Bautista ya se deslizaba, y él no estaba fuera de la ruta de la base. Si un tiro de Odor estaba dentro del código, el código es estúpido y aún más ilógico de lo que ya es.

Sin embargo, fue un gran golpe.

En pocas palabras: Los Rangers estaban fuera de lugar. Estoy tratando de encontrar una manera de defender cualquiera de sus acciones. Supongo que hay esto:

Pillar sí se puso un poco loco allí, estoy de acuerdo con eso, pero parece como si los Rangers están agarrando a un clavo ardiendo para defender a todo el cuerpo. Tal vez el pitcheo mereció que sacaran a Bush (aunque fue el primer lanzamiento de la comparecencia al plato), o tal vez le lanzó a Bautista por su cuenta. Adrián Beltré dijo después del partido que el pitcheo se le escapó a Bush y que "ellos tomaron el camino equivocado". Excepto... cuando él fue golpeado, Bautista se fue a la primera base. Eso no fue cuando la pelea ocurrió. El manager Jeff Banister lo atribuyó a que todo depende de las emociones yéndose de las manos.

Supongo que eso es lo que Bannister se supone que diga. A su favor, al menos estaba por ahí tratando de acabar la pelea. En pocas palabras: Si parte del código es aprender a cómo perder -sabes, por los niños- y mostrar carácter en la derrota, a continuación, los Rangers no han aprendido a perder con gracia. El cuadrangular de Bautista y el lanzamiento del bate se produjeron en octubre. Supérenlo.

Una nota más en el código. Hubo un intercambio interesante que vi en Twitter entre C. J. Nitkowski, el ex lanzador y actual analista para Fox, y el escritor Joe Sheehan. Nitkowski twitteó lo siguiente:

Joe argumentó que esos "nerds" no tenían nada que ver con las nuevas reglas de deslizamiento. Creo que no llego a entender el punto de Nitkowski, aunque eso es lo que los jugadores y ex jugadores dicen todo el tiempo. Dejen que los jugadores sean capaces de manejarlo. ¿Él está diciendo que las peleas están bien? Porque eso es lo que sucede cuando usted deja que los jugadores sean sus propios policías, obtienes situaciones estúpidas como esta, terminando en peleas estúpidas que podrían haber terminado con múltiples lesiones. El béisbol es estúpido a veces.

Y todo por culpa de un lanzamiento del bate.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.