MÉXICO -- El 'Pacto de Bandoleros' bautizó a bien, en su momento, Miguel Mejía Barón, hoy directivo de Tigres, a la ley no escrita de los dueños de equipos de tomar al futbolista como rehén de sus intereses para manejarlo como un activo de la empresa, más que como un ser humano. Hoy ese camino arbitrario podría tomar otros rumbos si los jugadores mantienen esa unión y deciden hablarle de tú a la historia y cambiarla.

Mucha gente en el medio aún tiene dudas sobre los alcances de la Asociación Mexicana de Futbolistas, acaso por los antecedentes de agrupaciones que buscaban la unión y lamentablemente nunca la lograron. Esta vez no. Lo escribí y lo sostengo. La actual AMFpro es la nueva cara de jugadores más conscientes de sus derechos y necesidades como grupo, como equipo, porque sin el futbolista el resto no es nada. Lo escribí con la amenaza arbitral y nadie lo creyó, ni los propios excolegiados que rechazaban esa posibilidad. El tiempo les calló la boquita.

Quizá nadie se dé cuenta, pero quienes realmente trazaron el camino de la 'libertad' son los árbitros. Sí, leíste bien, los silbantes que determinaron detener la Liga Bancomer a través de la AMA (Asociación Mexicana de Arbitros), cuyo acto generó un sentimiento de orgullo en los futbolistas, quienes se dieron cuenta de que ellos tienen incluso más fuerza que los jueces por el simple hecho de que son los actores del espectáculo.

Nada de lo que hoy sucede hubiera pasado si los líderes de la Selección Nacional, Javier Hernández, Oribe Peralta, Guillermo Ochoa, Jesús Corona, Carlos Salcido y naturalizados como el Chaco Giménez amén de exelementos valiosos en el tema legal como Alvaro Ortiz (ex presidente de la Comisión del Jugador) pusieran las líneas a seguir para demostrar que no hay marcha atrás y que incluso están dispuestos a todo, hasta parar la Liga, si es necesario con tal de que los escuchen de una vez por todas.

La molestia de los propietarios es contra los futbolistas europeos, pues consideran que antes de agotar el diálogo expresaron al interior de la AMFpro, incluso, no acudir a las convocatorias del Tri si no hay solución a los problemas del Draft y Pacto de Caballeros

Sé qué, así como los seleccionados tienen un chat donde se consultan las últimas noticias sobre temas de alto interés, también los dueños de clubes crearon el suyo y en el mismo han expresado su malestar por la posición que han tomado los seleccionados nacionales europeos.

El clima no es el mismo de décadas atrás. En los propietarios hay un ánimo de negociación, pero sin amenazas, sin advertencias y sin pretender que los futbolistas estén por encima de la situación. Debe haber una plática inteligente y donde todas las partes estén convencidas de salir fortalecidas.

Enrique Bonilla, en la tablita Ahora que Decio de María tienen los días contados como presidente de la Federación Mexicana de Futbol sé que la situación de Enrique Bonilla se encuentra delicada. El problema con Bonilla, actual presidente de la Liga, es que al interior saben de su alta capacidad, pero hay dos temas que no han sido del agrado de dueños por la forma en que los abordó: arbitraje y la actual AMFpro.

Lo primero es que Enrique fue parte de la directiva que intervino en el paro arbitral y que no pudo solucionar, ni con Decio de María, el tema, lo cual derivó en un parón. La siguiente es la poca comunicación que dicen algunos dueños ha tenido con ellos para comunicar la verdadera situación de la AMFpro la cual consideran se le fue también de las manos.

Ambos temas tienen a Bonilla en la mira, pero será hasta después de la plática de hoy que se concilie y se hable claro sobre lo que viene a futuro para el futbol mexicano. Por lo pronto, hoy los dueños sienten que la AMFpro debió hablar antes que amenazar y eso se los van a dejar muy en claro. Por lo pronto se espera una reunión positiva, y los ánimos son los correctos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
A Chivas no le da frío Toronto
VIDEOS RELACIONADOS video
LOS ÁNGELES  --  Chivas vengó a Tigres y a América, cuyas zaleas y plumajes ondean como trofeos aún humeantes en el zócalo de Toronto.

  La víctima propiciatoria sometió al verdugo. Chivas no fue a pedir clemencia, sino a  infligir un castigo. Misión cumplida.

  Al menos en la Final de Ida, Chivas hizo su tarea: 1-2. Un marcador escrito con un pésimo centro de Alan Pulido que terminó como un esplendoroso gol aún con el espasmo muscular y el pasmo mental del arquero Bono. El gol desinfecta cualquier pero...

  Chivas tenía todo en contra. Desde el clima, pasando por el glamoroso pedigrí de Toronto desollando a Tigres y a las Águilas, hasta una columna vertebral de aseados mundialistas en el cuadro canadiense.

  Pero, nuevamente los nombres tienen que tener a verdaderos hombres para que los pronósticos no se iluminan de sorpresas. Y Chivas tuvo guerreros cuando lo tuvieron panza arriba, y futbolistas cuando lo necesitó.

  El 2-1 es una mentira. Porque Chivas tuvo en la agonía del juego precipitaciones de Rodolfo Pizarro y de Alan Pulido, que pudieron convertir el veredicto en una acta de defunción para las aspiraciones de un equipo que abandera las obsesiones antimexicanas, futbolísticamente hablando, de dos países: EEUU y Canadá.

    Chivas jugó bajo cero. No sólo por la temperatura gélida, sino en compromiso: cero tolerancia, cero transigencia, y el único error sensible, un atolondramiento de su cuadro bajo, le significó el gol de Jonathan Osorio, para el 1-1.

  Antes de ese descuido rojiblanco, apenas al minuto uno, Brizuela sirve por derecha, Godínez amaga y deja pasar el balón, para que Pizarro sentencie con disparo cruzado desde las amígdalas del área.

  Matías Almeyda trabajó correctamente el partido. Bajo riesgos evidentes, pero consiguió que sus jugadores tuvieran una seriedad absoluta en cada brizna de una cancha humedecida y que se fue deteriorando paulatinamente.

  Cada quien hizo lo suyo en el Rebaño. Y lo hizo, aún con buches de angustia y desesperación, defendiendo en el agobio de su trinchera, pero con jugadores determinantes. Nadie traicionó el mensaje de vestuario de a matar y morir.

  El trabajo de Michael Pérez sobre Giovinco rozó la perfección, mientras que Alan Pulido, esta noche de martes resarció su imagen. Marcó, persiguió, encimó, recuperó y le puso esa dosis de experiencia entre la exasperación del rival.

  Y claro, Rodolfo Pizarro, más allá del gol, de la generación y el orden en la salida de Chivas, se convirtió en una preocupación constante para el adversario, obligando a la persecución escalonada de hasta tres jugadores.

  Los titubeos de Mayorga, errores por inexperiencia en coberturas y perfiles de Cisneros, pero en general todos cumplieron su tarea a la perfección: la médula espinal canadiense fue diseccionada y anulada, al grado que ni Bradley, ni Giovinco ni Altidore protagonizaron peligro que tuviera con el soponcio en el cogote al Guadalajara.

  ¿Es definitivo el 2-1? Con una ventaja de marcador y de reglamento, Chivas sólo debe redondear la tarea. Recuperará a Cota y tendrá el acumulado de calma y credibilidad para entregarle el virus de la desesperación a Toronto.

  Y Matías Almeyda lo sabe: el Mundial de Clubes está muy cerca. Y otro título más, para convertirse en el técnico más exitoso en el Guadalajara, desde la época del legendario ingeniero Javier de la Torre.

  Al final, queda algo claro: el Chivas de esta noche de martes en Toronto, habría podido ser un gratísimo animador de la Liguilla, pero...

  Y lo más importante, sigue siendo el Guadalajara el último bastión de reivindicación genuina para el futbolista mexicano...

 

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- De hinojos hacen jirones sus vestimentas de hipocresía, moralistas de ocasión (antimadridistas y barcelonistas, que no es lo mismo), mientras deploran el penalti concedido al Real Madrid ante Juventus, e imploran el advenimiento del VAR, para que acaben esos linchamientos arbitrales que se perpetran en las canchas del balompié mundial, generalmente en beneficio de la plutocracia futbolera.

Más allá de que en redes sociales, en ese estéril e inofensivo campo de batalla bajo la impunidad e inmunidad del anonimato, estalla el Fin del Mundo, por uno más de los capítulos dantescos del arbitraje en la Champions, lo cierto es que el VAR puede terminar por hacer aún más encarnizados y virulentos los berrinches y los abusos.

El VAR es casi perfecto. La tecnología es daltónica: no sabe de colores. Y su pasión es tan inquietantemente intensa como el discontinuo parpadeo de sus lucecitas.

Además, aún no se descubre instinto asesino en los milimétricos chips que conforman la fantástica osamenta cibernética. Ni se ha comprobado que el cable rojo sea más maligno que el fanfarrón cable amarillo o el inescrupuloso cablecito negro.

El VAR es perfecto, hasta que ese coloso justiciero cae en la imperfección injusta de las garras humanas.

El VAR resucita lo ocurrido. El ojo humano resucita lo que quiere ver. Benatia cree que juega con fuerza y Lucas Vázquez asegura que un meteorito le partió la espalda. Los jueces apoltronados ante el VAR... verán todo distinto.

Acépteme la rudeza y crueldad de la comparación. Si el Rey Salomón levanta en vilo al bíblico mocoso y ofrece partirlo a la mitad, ante las dos madres que lo reclaman, imagínese que en lugar de las progenitoras comparecen Hitler y Herodes. Estos, sin duda, carnicera y sanguinariamente se regocijarían y solazarían con la mitad del chamaco en disputa.

Lo mismo pasará con el VAR. El justiciero queda investido y habilitado para hacer justa la injusticia, desde la comodidad de un palco con edecanes, bebidas y aire acondicionado.

El VAR operará bajo la lealtad de la tercera dimensión, acaso. La lealtad y la deslealtad interpretan en cuarta dimensión desde la exquisitez de la inmunidad.

Ya ha habido casos. Recientemente en la MLS se hizo justicia a una decisión arbitral injusta, y también se perpetró una injusticia a una decisión justa.

En balompiés europeos se detectó que algunos jueces involucrados en el VAR se equivocaron misteriosamente en beneficio de equipos con los cuales tenían filiación, membresía o acciones.

El VAR puede ser una ruleta rusa. ¿Alguien garantiza que el penalti marcado tras el simulacro de asalto de Benatia sobre Lucas habría sido revertido? Nadie. Hoy el árbitro Oliver seguirá convencido de que vio lo que quiso ver.

La castidad del VAR no está en la conciencia de sus circuitos, sino en la perversidad de quienes lo operen, y de quienes operen el poder sobre esos mismos operarios.

Las diferencias entre las decisiones arbitrales y las concesiones arbitrales, no quedan en manos de un sistema operativo de imágenes, sino de quienes las manipulan y las auscultan.

Voy a un escenario inmediato: imagínese a los visores del VAR en el torneo mexicano. Imagíneselos, por ejemplo, en estadios de futbol donde la cercanía de los palcos con la tribuna, por ejemplo, están a tiro de piedra de cualquier hielazo o, como ya se ha modernizado la violencia, a tiro de piedra, de una piedra de celular o del celular completo.

¿Recréelo mentalmente en el estadio de Tigres, de Toluca, de Puebla, en el Jalisco, en el Azul, en Tijuana, por citar sólo a algunos?

Lejos de estar blindados y seguros, los operarios del VAR están tan o más expuestos a la furia de una decisión controversial, como el mismo juez de cancha.

Cierto: el VAR debe ayudar a erradicar y castigar a los fantoches, a los teatreros, a los simuladores, a los extorsionadores de la cancha, que fingen faltas o, en casos puntuales, a definir si una pelota colocó su obesa humanidad dentro o fuera de la cancha.

Siguiendo con los jueces del futbol mexicano, si hoy la credibilidad y confiabilidad en ellos se mide con César R. Palazuelos o Luis Enrique Santander como modelos, con evidencias irrefutables de su torpeza o dolo, ¿se imagina al resto y a los que, eventualmente, se les asigne como todopoderosos del VAR?

Puede ocurrir que los que hoy reclaman, proclaman y aclaman la presencia del VAR, en esas decisiones torcidamente inesperadas del destino, terminen, al tiempo, reclamando, proclamando y aclamando su desaparición. Porque así será.

Porque, entonces, habrá quien pida que se agregue un VAR que supervise a los supuestos jueces que operen el VAR.

¿Quién verificará a los verificadores del VAR?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MÉXICO -- No soy de los que aprueba los arranques de Ricardo Ferretti contra los periodistas. No los justifico, ni tampoco los tolero. Si estuviera en mi época de reportero, seguro hablaría con él para exigir respeto, como él lo pide. Es un exceso. Sin embargo, al Tuca le favorece su carrera llena de éxitos, amén de ser un auténtico conocedor del futbol.

No obstante, me llama la atención poderosamente que el 'conquistador' Francisco Jémez haga señalamientos desde España contra el futbol mexicano y su entorno, cuando aquí fracasó y en LaLiga está a punto de descender con Las Palmas.

Nunca he señalado y criticado cuestiones técnicas y tácticas de los entrenadores. Soy respetuoso del trabajo de los mismos. No soy estratega ni estudié para eso. Nunca he dirigido y estadio en un vestuario debajo de 100 mil aficionados. Llevo muchos años como periodista, por lo que mis juicios van más hacia los hechos que a los procesos, y en ese sentido el exentrenador del Cruz Azul queda muy mal parado. Sus críticas no son nada creíbles. No tiene ascendencia moral. Mucho menos cuando sus resultados son menos que mediocres. Si él asegura que no puso en nuestro "lugar", al español, el tiempo y sus resultados lo van a poner en el suyo: Segunda.

División

"Prefiero la de España (prensa). En México se vende más polémica que futbol", aseguró al regreso de su país natal, luego de la aventura en nuestro país, donde dejó en lo deportiva una Liguilla a La Máquina y muchos enfrentamientos con los medios, sin dejar de contar que hizo una seña obscena a las tribunas por una presunta falta de respeto hacia su familia. El objetivo principal no lo alcanzó que era llevar al título a Cruz Azul. Los 20 años sin coronarse siguen incrementándose. Les pregunto entonces: ¿Qué dejó Paco Jémez al equipo y al balompié mexicano?

El tema pasa porque nos minimizamos. Seguimos con la creencia que lo que viene de afuera es mejor que lo nuestro. ¿En verdad creen que Francisco Jémez está por encima de Víctor Manuel Vucetich, Manuel Lapuente, Mario Carrillo, Ricardo La Volpe o el propio Memo Vázquez que llevó a Cruz Azul a la Final y la perdió en los últimos minutos? En México hay material de calidad, incluso de exportación, pero hay un tema histórico imposible de sacudir, la alta paga que reciben y que impide a entrenadores nacionales el buscar dirigir en el extranjero y directivos que creen que de afuera nos van a venir a 'evangelizar' en el tema balompédico.

Francisco Jémez vino a insultarnos sin mostrar nada. Sigue escupiendo a lo lejos, cuando sus escupitajos le caen la cara de la realidad que es peor. Está demostrado que los clubes mexicanos ganadores en los últimos años son de estrategas hechos en casa. Se ha buscado traer entrenadores con nuevas tendencias, pero al final prevalecen los timoneles que conocen el medio y tienen muchos años en el mismo. Estamos para imitar cuestiones administrativas de LaLiga, pero tampoco es la panacea del balompié mundial y la que nos va a poner en los escalones que buscamos.

Desde México te digo, Francisco, acá no viniste a descubrir nada, más bien nosotros redescubrimos que en nuestra época nos siguen vendiendo espejitos y los compramos muy baratitos. Ojalá que tu paso por México haya dejado algo, pero sólo recuerdo insultos, malos tratos a la prensa y discursos que en el campo de juego no fructificaron en la conquistado de un título. Ojalá te quedes a conquistar tus propias metas, por lo pronto no llevar a Las Palmas a la Segunda División. Te deseo mucha suerte, pero como se dice en México, el tiempo pone a cada quien en su lugar... Y el tuyo comienza a quedar al descubierto

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Quo vadis, Decio?

FECHA
02/03
2018
por Rafael Ramos Villagrana

LOS ÁNGELES -- ¿Y... Quo vadis Decio de María? ¿A dónde vas, Decio? Donde sea, ya no podrás sembrar más intrigas para cosechar peores calamidades contra el futbol mexicano.

Cuando extienda sus faldas el habitual telón de la -enésima- desilusión del Tri en un Mundial, ahora en Rusia, Decio dejará de ser el presidente de la FMF. Su salud lo reclama. Vino y tabaco, erosionan. Hasta Aquiles era tan débil como su talón.

Tomará el lugar Yon de Luisa. En otros tiempos habría habido elecciones. Habrían sobrado postulantes. Habría habido una guerra intestina e intensa por el puesto. Habría sido, en otros tiempos, canibalismo épico.

Yon de Luisa es un hijo in vitro, empresarialmente hablando, que ha ido cincelando lenta y acuciosamente Emilio Azcárraga Jean. Como ningún personaje de la más amada de sus telenovelas.

Yon es el clon directivo que le habría gustado tener a Emilio en lugar de Justino Compeán y de Decio. Hoy, hasta Gianni Infantino sabe quién es el futuro presidente de la FMF y lo agregó a Facebook, Twitter... y hasta en Tinder.

Él, Yon, ya sabe cómo, ya sabe cuándo, ya sabe quién, ya sabe dónde... y lo más importante: él no necesita saber por qué...

Estropicios, la única herencia Decio de María. Cierto, él no es la mano que a veces mece y a veces hace zozobrar la cuna del futbol mexicano. Él pervive o pervivía o pervivió, en esa cuna.

Pero su huella dactilar está al calce de numerosos desastres. Como estará también su firma en la pensión honoraria que le acompaña con el retiro...

1.-Se irá robándole al futbol mexicano sus ilusiones de beca en la Copa Libertadores...

2.-Se irá dejando una peste llamada Copa Mx, que se deteriora más con el confinamiento eterno y extremo de la Liga de Ascenso...

3.- Consuma el aumenta de clubes en Primera División y entierra en vida la Liga de Ascenso...

4.- Como moderno Herodes, lideró el aborto de las fuerzas básicas en México, comenzando con la nefasta Regla 10/8, y acabando con la Regla 20/11, en misteriosa complicidad con promotores de jugadores extranjeros...

5.- Dejó al arbitraje más frágil y expuesto que nunca, al pisotear la autoridad absoluta de la cédula arbitral, cambiando edictos y hasta sanciones. La Comisión Disciplinaria fue su alcahueta.

6.- Los muertos le salieron más vivos. Tv Azteca se burló con la multipropiedad; Fidel Kuri mantuvo infranqueable su feudo, y fue a la misma FMF en Toluca, este viernes, a burlarse en su cara. Kuri lo veía diciendo: "yo me quedo, tú te vas".

7.- Lejos de extirpar el cáncer que dejó ahí Justino Compeán, con su compadre amigo y socio, Guillermo Lara, Decio lo fortaleció dentro de la selección y de la Concacaf.

8.- Intercedió...o lo hicieron interceder, para que la PGR mantenga la persecución sobre Rafa Márquez, para que se mantenga lejos del Tri y del caudillaje de la Asociación de Futbolistas.

9.- Su ligereza al sancionar, deja la estela más violenta en las tribunas de los estadios de México. Nunca se atrevió a tomar decisiones dramáticas para erradicarla. Acaso acarició sólo el hirsuto pelaje de las hienas.

10.- Desarticuló el Laboratorio Antidopaje. Hace cuatro liguillas que no se realizan exámenes a los futbolistas en las fases finales del torneo. Lo curioso: no pregunta nadie, ni técnicos, ni jugadores, ni directivos...

11.- Ya me cansé... y falta tanto. Ayúdeme Usted

Pero, Dios te conserve muchos años, Decio, y que venzas las guerrillas nocturnas del vino y el cigarro, pero lejos, lo más lejos posible del futbol mexicano...

Tu exilio seguramente lo agradece Emilio Azcárraga Jean. Ya no tendrá que salir de su apacible vida, para tomar acciones drásticas y dramáticas para apagar sublevaciones y someter absolutamente a árbitros, jugadores, directivos y hasta patrocinadores del Tri.

Aunque, no sé, tal vez, Yon de Luisa, ha sido minuciosamente educado para superarte. Este tigre salió más pintito que el hijo del Tigre...

Etiquetas:

Rafa Ramos, Fútbol, México

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Sábados así. Tan llenos de futbol. Tan llenos de prodigios. Tan llenos de artistas. Sábados así, de sudor y drama. Tan llenos de lo inesperado.

Ya, de por sí, uno se despierta con la Liga Premier en un culto fascinante al futbolista jugando al filo del abismo físico y espiritual, tararearía Juan Luis Guerra, "cruzando el Niágara en bicicleta", para que después, de la chistera infinita e inagotable del futbol nos exploten en el alma, las taquicardias y el drama, el agobio y la liberación, hasta las castizas mellizas, truculentas, del placer y el dolor.

Es así, porque es futbol. Sí, es sólo futbol. Sí, sólo es futbol. Sí, es el futbol.

Apenas el ronco tambor cardiaco se apaciguaba con el frenetismo inglés, y al mediodía, casi, lo inesperado. En esas tierras aventureras donde el júbilo infinito se transforma en esa sensación de amargo tributo al privilegio de la batalla. Porque sí, porque es futbol.

En Los Ángeles, en una rivalidad tan "Made in USA", en un logaritmo fastuoso del marketing, se fabrica un "Clásico" aberrante a la definición misma: Galaxy frente a LA F.C.

Sí, ahí, aquí, en la MLS. Un rincón millonario, extravagante, excéntrico de un futbol empobrecido porque se queda fuera del Mundial. Y ahí, en la Liga del Adiós, chisporrotea lo impensado.

Y comienza con Carlos Vela. Un mexicano con standard europeo, que elige vivir sin tener que pervivir. Y elige la MLS. Y se le siente como un reflejo de lo que más le extasía: el basquetbol. Vela es un Globetrotter futbolero.

El primero es un arcoíris al arcoíris del Galaxy. Ahí, donde dicen que las arañas tejen su nido. Y en el segundo pone a rapear y a perrear a sus entumecidos cinco adversarios, para colgar el balón del techo traslúcido del arco. LA F.C. se apoderaba de la plaza, pero...

Con esa cicatriz de bandolero a lo ancho del rostro. Sí, con esa sonrisa de Guasón, de Joker, su código de barras del cinismo, aguardaba en la banca. Ese hombre pegado a una nariz, como Cyrano, que había aterrizado un día antes con ese aroma europeo de triunfador.

En el marcador todo parecía perdido para el Galaxy. Y Sigi Schmid trata de rescatar la mercadotecnia, porque sus dos muñecos de taquilla, Jonathan y Gio dos Santos estaban averiados.

Y la MLS se transformó en la MLZ, con zeta de Zlatan. Poco reposo, poco futbol recientemente, pero el tipo tiene más sabiduría en ese bulbo exquisito de la astucia, que cicatrices en el cuerpo.

Al final Zlatan Ibrahimovic, con esa sonrisa tatuada en el rostro, como para burlarse del universo, ingresa. Y como él mismo lo decidió, sí, la MLS pasó a ser la MLZ.

No es Messi. No necesita serlo. No es Cristiano... y no necesita serlo. Ni es Neymar. Es, Ibrahimovic, un futbolista engendrado en campos de batalla. Esos que él mismo desata en su ira deportiva.

Donde hay paz, él desata la guerra. Donde hay guerra, Zlatan desata holocaustos. Donde hay holocaustos, él organiza el Juicio Final.

Y el primer gol lo define. Un balón que habría resultado un problema de trigonometría para el resto del universo, él elige el instinto sobre la razón. Casi 40 metros, recorre ese obús. 3-3.

Histeria absoluta en casa del Galaxy. Azoro. Sólo la explosión inconsciente del festejo supera el momento atónito. Paroxismo es una palabra hueca para definir la locura. Así debieron ser las funciones de circo de Nerón.

Y el bautizo de fuego en la MLZ de esta MLS. Minuto 90. El cronómetro del árbitro se desangraba. Un balón al frente. Zlatan adelantado. ¿Habíamos hablado de astucia? Renuncia a ir por el balón. El juez se traga el escenario, se cohíbe, se inhibe. Y deja seguir mientras repasa mentalmente la regla del fuera de lugar. 1+1=0, la aritmética en la cabeza del silbante.

Ibrahimovic había confundido a todos. Especialmente a la defensa del LA F.C. Se refugia en su hábitat favorito. El tigre en la jungla, el león en la selva. Ahí, observa y acecha. El reloj se colapsa, pero La Bestia estaba en el área. Zlatan tuerce el descomunal pescuezo. El 4-3 se columpia en los infartos de la gloria.

Sí es la MLS, perdón, la MLZ, la liga de un futbol sin mundial y sin haber ganado nada importante en la misérrima Concacaf. Pero tuvo a Vela y a Zlatan

¿Quiere más? Sevilla ganaba 2-0. Podía ser 5-0. Barcelona condenado. Cómo le dolía la ausencia de Busquets. Y súbitamente, el que agonizaba en la trinchera argentina elige el Domingo de Resurrección, el sábado en que ocurre la quema de Judas. En dos minutos, Suárez y Messi bailan sevillanas.

Y con estos pasajes, el mundo se pone la mano en el corazón. El médico le explica: no es nada, es sólo futbol. No es nada, sólo es futbol.

¿Quiere más? Hurgue en los anales del Benfica. El balón se escapaba a terreno prohibido. Raúl Jiménez, más audaz y astuto que las peripecias de su propio cuerpo, elige una rabona, para sacar el centro medido, con teodolito, al corazón del área. El gol marca el veredicto, pero la jugada del mexicano se roba las memorias.

Y vuelven los estertores, las sudoraciones. ¿Qué pasa doctor? Nada, es sólo futbol. Nada, sólo es futbol.

¿Y por la noche?, bueno, no pasa nada, no es para tanto. Cruz Azul es Cruz Azul.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MÉXICO -- Un tema que estuvo candente en las últimas concentraciones de los seleccionados nacionales fueron los premios económicos para el equipo de cara a la Copa del Mundo. El tópico desgastó a ambas partes, porque las posturas en un principio fueron distantes, pero gradualmente se fueron acercando hasta que por fin llegaron a un acuerdo, mismo que hasta el momento no se ha firmado, pero en el que tengo entendido ambos lados quedaron satisfechos.

El problema se generó por un malentendido de jugadores que consideran, me parece que en una parte en forma acertada, que las primas deben ser mejores, si se toma en cuenta los millones de dólares que genera la Selección Nacional (hace cuatro años más de 200). Sin embargo, por otro lado, se debe tomar en cuenta que los egresos del organismo se necesitan para invertir en el desarrollo del balompié mexicano, en el que incluso debe mantener 13 representativos nacionales de diversas categorías.

Sé que la unión del equipo nacional prevaleció durante las pláticas. Los elementos del Tri consideran el equipo debería percibir, incluso, ganancias mayores a las de antaño, ya que la Selección seguramente se encuentra en el top ten de representativos en el tema de llevar dinero a sus arcas, al nivel de combinados top como España, Italia o Brasil, situación que no es descabellada y donde incluso los seleccionados de aquellos países cobran por presentación, aspecto que consideran como 'justo'.

Es un hecho que hubo un incremento sustancial e importante a los premios para los jugadores, pero también quedó en el aire la posibilidad de que se sienten las bases para que en los próximos mundiales no haya este tipo de desgaste, ya que para dirimir las fuertes diferencias entre directivos y jugadores, se dieron severas desavenencias entre ambos lados.

Con el paso de los años, se ha modificado la idea de que los jugadores deben ir por orgullo a sus representativos nacionales. Las altas ganancias que generan algunos países son compartidas a los convocados en cada llamado, como el caso de España, pero es un proceso que en México todavía no se ha implementado, ya que los cambios se realizan en forma gradual. El problema para los seleccionados en que unos de los argumentos utilizados por directivos es que "no había dinero", argumento que los molestó, pues creen que si algo hay en las arcas del selecciones nacionales, es el aspecto económico.

Por lo pronto, los seleccionados se avocarán única y exclusivamente al aspecto deportivo, pero es un hecho que los cambios administrativos en selecciones nacionales deberán llegar y actualizarse como el resto de la selecciones top en el mundo. Es verdad que los jugadores acuden a los llamados por el orgullo de representar a México, pero los mismos observan que las ganancias millonarias a las arcas del organismo también deberían en cierta medida ser compartida a sus bolsillos. Hasta cierto punto, ambas posturas son válidas. Si el Tri aspira a ser de nivel A, los cambios también deben ser desde la administración hasta el último utilero del equipo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Este viernes, en Raza Deportiva de ESPNDeportes, revelábamos una confidencia de Juan Carlos Osorio a su cuerpo técnico sobre los lamentos puntuales de Rodolfo Pizarro, al inventarle una posición incómoda en el amistoso que perdió México ante Croacia.

"¡Ah! Y en un Mundial, ¿cree Rodolfo que va a tener juegos cómodos? Este chico no entiende que tiene todo para explotar, para marcar diferencia... y no lo hace", expresó Osorio, mientras sus allegados le reportaban los comentarios de sus convocados a diferentes medios, en la víspera de que el colombiano viajara a Los Ángeles para observar este sábado el juego entre Galaxy y LAFC.

Esa misteriosa e inexplicable telepatía. Porque Rodolfo Pizarro le dio la razón a Osorio la noche de este viernes en Morelia. Marcó dos soberbios goles, coqueteó con dos más, pero, sobre todo, se convirtió en el pastor de un Rebaño plagado de promesas.

El veredicto de 2-1 no refleja el dominio rojiblanco, aunque tampoco la pujanza combativa de Monarcas. Fue un juegazo con todos los ingredientes que suelen acompañar a un partido que, con los alargues, se disputó por 100 minutos.

Con 15 puntos, Chivas aún multiplica por el coeficiente generoso de la esperanza la justeza de sus ansias de clasificar. Su margen de riesgo es extremo: bajo cero. Un empate lo trastabillaría.

Pero, ante Morelia, Guadalajara ganó en todo. Especialmente, cuando soltó en la cancha a la banda de mocosos que cobija Matías Almeyda con los Torres, los Mayorga, los Godínez, los Macías y el respaldo a Sandoval, mientras el Conejo Brizuela sufría, pero contenía a los diferentes adversaros que Roberto Hernández le movía por su carril.

Dinámico, vertiginoso, con relevos y rotaciones que embaucaban al Morelia, Chivas tomó el mando del primer tiempo, sufriendo por precipitaciones e imprecisiones, reflejo natural de un equipo que le reclamaba caudillaje a Pizarro, ése, el marginado ante Croacia.

Ante un equipo superior en la tabla, que se codea con los que alistan el frac para la gala de la Liguilla, Chivas mantuvo la posesión de la brújula y, especialmente, muy especialmente, destacando y rescatando ese sabor exquisito del futbol belicoso, de ataque.

Envuelto en ese acoso humeante de un Guadalajara sin posición fija, sin prisión táctica, el Morelia respondía lo mejor que podía, a pesar de ese sufrimiento evidente para poseer el balón.

Llegaría Rodolfo Pizarro. Con una mano le dijo a Osorio que tenía razón. Con la otro, le tapó la boca al técnico del Tri.

El primer gol es una joya de oficio, traslado y serenidad absoluta, especialmente ante uno de los mejores arqueros de la Liga y que, incluso, a los medios uruguayos sorprende por no ser convocado por Óscar Washington Tabárez.

El segundo refleja las mismas virtudes. Control, serenidad, elección y técnica. Y de nuevo, Pizarro coloca el balón lejos de un Sebastián Sosa que adelantaba pasos para reducir el área de fusilamiento.

Tendría dos más Pizarro, una de ellas al intentar cazar al arquero de Morelia con un balón flotadito que el uruguayo saca por encima.

Pero, más allá de esa pirotecnia ante el arco contrario, Pizarro se desplegó como almirante de una fragata de relevistas, mientras Almeyda reservaba algunos para el juego de Concachampions ante RedBulls de Nueva York.

Chivas sufrió cuando jugó, ya con el 2-0 bendiciéndolo, con Alanís, Salcido y Pereyra en el fondo, éste en relevo supliendo a un insolente Óscar Macías, quien metió pierna y barrió ante los experimentados de un Morelia que sólo había perdido ante Pumas como local en este torneo.

¿Alcanza este escuadrón híbrido de imberbes y veteranos de Chivas para, alternando planteles, cumplir la ilusión de ganar la Concachampions y llegar a la Liguilla? Jugará tres partidos en casa, recibiendo a puro desesperado: Veracruz y León, además de "visitar" al Atlas. Su único viaje es a Tijuana.

Tácticamente, Chivas tiene más orden que todos ellos, pero no ha podido ganar en su estadio en este torneo. Sus tres victorias han sido como incómodo huésped.

Morelia, mientras tanto, pese al revés, aún con victorias de Monterrey, Puebla y Tijuana, no saldrá del convoy de los ocho primeros.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- El silencio es una forma de opresión o de represión. Pero, el silencio por sumisión es un acto de complicidad.

Y el silencio de los inocentes no los hace menos culpables, por el contrario. La autocensura es el peor acto de cobardía porque germina en la tierra fértilmente estercolada por el miedo.

Pero, finalmente -y tal vez tardíamente-, algunos ya alzaron la voz. Andrés Guardado y Guillermo Ochoa invocaron, porque creen que sí existe, "la inteligencia del Profe Osorio", para que saque "conclusiones importantes" y "reflexiones útiles" tras la oscuridad mentirosa del 3-0 ante Islandia y tras las penumbras genuinas del 0-1 ante Croacia.

Ambos, el capitán del equipo, y el líder del cuadro bajo, le censuraron el acto suicida de jugar con tres en el fondo y un contención, que, por cierto, no contiene ni la risa, que es Diego Reyes.

Coinciden Guardado y Ochoa en que, de esa manera, Osorio fragilizó a México, y claro, más que dolerles la derrota ante Croacia, les duele el consumarlos como el hazmerreír en un juego que debió ser aprovechable y no de autoflagelo. Nadie les avisó que serían los payasos del circo.

A ellos, en tonos distintos, se unen Miguel Layún, y hasta un Rodolfo Pizarro -sacrificado inmisericordemente en el festival aberrante de las improvisaciones y las ocurrencias-, ambos, decía, se manifiestan en contra de los experimentos del Frankenstein colombiano, quien arma a retazos su mamarracho, a poco más de dos meses del Mundial de Rusia.

"Esa es una táctica que nunca ensayamos, así es complicado", dijo Pizarro, quien tal vez puso clavos a su ataúd, tras la tumba que le cavaron las recomendaciones lapidarias y dictatoriales de Pompi, para sus amigos, es decir, Pompilio Páez, quien metió el hígado y corazón de pollo del jugador chiva y se los tragó en una arepa.

Así, más allá de que le sobra el tiempo para enviar ramos de 36 rosas en encendido escarlata a algunas personas, pero acomodarles las espinas a sus jugadores, llegó el momento de que alguien obligue a Juan Carlos Osorio a ejercer el oficio de la autocrítica y trabajar en ello.

Este jueves, en Raza Deportiva de ESPNDeportes, Denis Te Kloese, director general de la Comisión de Selecciones Nacionales de México, aceptó que el recurso de la autocrítica es un bálsamo en tiempos de dudas o "de funcionamientos sólo regulares", como evaluó momentos del Tri.

Se le preguntaba a Te Kloese si, eventualmente, recomendaría una terapia de grupo, una lluvia de ideas, y hasta un ceremonial de catarsis entre los jugadores inquietos, el cuerpo técnico y quienes tienen o mantienen el hilo de autoridad absoluta: el mismo holandés, Guillermo Cantú y hasta Gerardo Torrado. No descartó hacerlo.

Recordemos que, al menos de palabra, Cantú dijo a este reportero que la lista de jugadores mundialistas se depurará de manera consensuada entre directivos y cuerpo técnico, con diálogo, sin caprichos y sin imposiciones.

Y recordemos que Torrado también a este reportero le aseguró que tras sus experiencias como jugador rudo, ríspido, con caudillaje en vestidor, saltaría de su investidura de director deportivo a alzar la voz en el vestuario en beneficio del equipo.

Pues llegó el momento. Los jugadores empezaron a salir de ese capullo represivo de la sumisión y si ya antes cuestionaron esa ruleta rusa de las rotaciones, es el momento de dejar de cuchichearlo ante los medios para hacerlo cara a cara con Osorio, Pompi y compañía.

Lamentablemente, los jugadores dependen exclusivamente de su propia fortaleza como grupo. Y eventualmente del respaldo que encuentren, en una retribución de empatía, con los propios Te Kloese, Cantú y Torrado.

Y quede claro: si estos tres dirigentes del Tri abandonan al futbolista inconforme, estarán traicionando sus obligaciones. Y sus propias raíces como futbolistas.

Por otro lado, entre los directivos, hay un silencio sepulcral. Todos han inclinado la testuz. Se han puesto el yugo. Los dueños de equipos, tigres en sus empresas, hoy son zombis millonarios en el tema de futbol.

Nunca mejor que hoy, el bautizo de Sven-Göran Eriksson: "La Yunta de Dueños". Aran hoy los surcos donde sepultan su dignidad y derecho a réplica.

Recordemos que el último intento de sacudir a Osorio lo hizo el Grupo Pachuca. Presentó sus 14 beligerantes puntos acerca de las deficiencias del técnico colombiano, y Decio de María lo sintetizó todo en un: "Gracias por tu preocupación, ahí déjamelos y luego te aviso qué decidimos...".

Esto que cito es genuino: el documento que entregó Andrés Fassi, en esa reunión, lo depósito Decio en el basurero de la misma sala de asambleas.

Obviamente Osorio, quien ya renunció a la selección de México cuando la exigua vida del tricolor expire en el Mundial de Rusia, sabía y sabe que tiene aún más libres las manos para comprar tres docenas de rosas rojas a unos y espinas a otros.

A menos que Guardado, Ochoa, Layún, Chicharito, Moreno u otros entiendan que esta es su última oportunidad de conseguir algo histórico en un Mundial.

Ghandi les tendría un consejo: "Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- México perdió todo: el partido, la dignidad, jugadores como la grave lesión de Néstor Araujo, en el amistoso con marcados tintes bélicos, ante Croacia, 1-0.

Ojo: lo único que nunca perdió el Tri de Juan Carlos Osorio fue el orden, la inteligencia, el funcionamiento, la solidez colectiva... no la perdió porque nunca la tuvo.

La derrota se agrava por la cruda realidad de México: no mostró idea, ni lineamiento, ni al menos un guiño por parte de esas exhaustivas jornadas de entrenamiento y charla que dicen tener en el Tri.

Si tanto trabaja, en su laboratorio sólo va depurando un engendro Frankensteiniano de misérrimo futbol y de apenas algunos chispazos inoidviduales.

Y se agrava más, porque Juan Carlos Osorio se indignó por los seis jugadores liberados por Croacia, y que fue interpretado, con extrema altanería, como un desaire por parte de los europeos.

Y así, los croatas que ninguneó Osorio, terminaron por ningunearlo a él y a su equipo en la cancha. A medio gas, Croacia fue siempre mejor y el 1-0 es tan escueto como mentiroso. Y así, también, esos, los Don Nadies que provocaron el berrinche de Osorio, terminaron haciéndolo ver a él como un Don Nadie y a su propios equipo, como otro Don Nadie.

Más allá de los lloriqueos posterior al juego, porque Islandia primero, y ahora Croacia, cruzaron la frontera dramática de la dureza a la rudeza, olvidan que ya en el Mundial, habrá aún menos contemplaciones.

Insisto: Croacia hizo uno, pero pudieron ser muchos más goles, mientras que México, nuevamente, respondió a impulsos individuales, mientras que jugadores como Rodolfo Pizarro y Burrito Hernández se enteraron que vivirán a plenitud el Mundial de Rusia gracias a la tecnología que les hará sentir en su casa, como si estuvieran en el estadio mismo.

Lamentable lo de Néstor Araujo. Los riesgos de una cancha montada al vapor, que significa siempre una emboscada. Lesión en los ligamentos de la rodilla izquierda. Al cierre, la gravedad oscilaba entre el optimismo de un mes y el pesimismo de seis meses.

¿Y ahora? Andrés Guardado subió este martes a redes sociales un discurso que él mismo y sus compañeros se encargaron de desmentirlo. El verso del jugador se vino abajo en la cancha ante Croacia.

Si tan enamorados están, especialmente Andrés, de su entrenador Osorio, ante Croacia habría sido una oportunidad magnífica para escribirlo con letra en sangre. Nada, lo garabatearon con saliva, ni siquiera con sudor.

Por lo pronto, a la selección mexicana se le agota el tiempo. Esta fecha FIFA no dejó espacio ni para un elogio, porque, insistamos, ante Islandia, fueron goles en condiciones accidentadas.

En la devaluación de futbolistas, Miguel Layún, el sol entre los icebergs islandeses, terminó siendo el chivo expiatorio, al dar tremenda, torpe y tonta patada para generar el penalti que marcaría Rakitic. A Layún le perdonaron la expulsión.

Etiquetas:

Rafa Ramos, Fútbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO